lunes, 3 de abril de 2017

Tendencias meteorológicas en Europa hasta el 16 de Abril 2017 (Actualización)

Del 10 al 16 de Abril 2017

La tendencia para la próxima semana, que además coincidirá con la Semana Santa 2017, muestra un área de probable (60%) inestabilidad atmosférica en gran parte de la fachada atlántica de Europa, incluyendo a la P. Ibérica, debido a dos bloqueos anticiclónicos. Uno podría situarse sobre el Atlántico y otro sobre el centro de Europa. Esto favorecería el descenso de masas de aire frío y por tanto inestables, hacia el suroeste de Europa, incluso sin descartar algún posible aislamiento.

Con esta situación, las temperaturas quedarían por debajo de los valores normales hacia las Islas Británicas, y más altas de lo habitual hacia el Mediterráneo, especialmente sector central, y algunos puntos más aislados del centro de Europa.

También se podrían registrar precipitaciones superiores a los valores habituales para esta semana de Abril en gran parte de la P. Ibérica y mitad oeste de Francia. Los sectores con precipitaciones por debajo de la media, serían los Balcanes y puntos del centro de Europa. En el resto (zonas no coloreadas), las precipitaciones serían las habituales.










Probable incremento de la inestabilidad atmosférica a partir del miércoles 5

Esta primera semana de Abril 2017, comienza por el sureste de España con atmósfera bastante estable. Tenemos aire cálido en altura y eso nos garantizará una jornada bastante soleada en todas las provincias, sin apenas nubes. Además, tanto hoy lunes 3 como mañana martes 4, las temperaturas se mantendrán en valores muy primaverales, en general cercanos a la media para estas fechas.



No obstante, si nos fijamos en la evolución de la temperatura a 500 hPa (unos 5500 m de altitud) para los próximos días, podemos ver como a partir del miércoles 5, es probable la llegada de aire frío en capas altas, incluso con la formación de una pequeña DANA. Esta situación generaría inestabilidad atmosférica, con aumento de las nubes y de la probabilidad de precipitaciones, localmente tormentosas, por el sureste de España.


Todavía es pronto para saber sí, esa inestabilidad atmosférica se extendería hacia el fin de semana, que además coincidiría con el inicio de la Semana Santa 2017, ya que la incertidumbre es elevada. Seguiremos la evolución en los próximos días.


jueves, 30 de marzo de 2017

Tendencias meteorológicas en Europa hasta el 16 de Abril 2017

Del 3 al 9 de Abril 2017

La tendencia para la próxima semana, primera del mes de Abril, es hacia la formación de un potente anticiclón de bloqueo sobre las Islas Británicas, que dejaría una atmósfera bastante estable gran parte de la fachada atlántica de Europa. La zona mas inestable la encontraríamos en el Mediterráneo central donde, entre mañana viernes 31 y el sábado 1, se descolgaría una masa de aire frío. Los "remanentes" de este aire frío, junto con otras pequeñas bolsas que se descolgarían la próxima semana desde Alemania o Polonia, podrían acercarse a la P. Ibérica de forma retrógrada, generando inestabilidad atmosférica (sin saber por ahora en que cuantía) hacia la segunda mitad de la próxima semana.

En cuanto a las temperaturas se refiere, en general, se esperan valores ligeramente por encima de lo habitual en gran parte de Europa, especialmente en los paises del centro. Salvo de forma puntual, en general no hablaremos de anomalías positivas importantes. Abril, probablemente, comenzaría un poco más cálido de lo habitual.

En relación a las precipitaciones, estas serían inferiores a las habituales en torno a las Islas Británicas y gran parte del centro de Europa. En la zona de Mediterráneo, donde con más probabilidad se localizaría la inestabilidad atmosférica, podrían darse anomalías positivas de precipitación, aunque no muy acusadas.










Del 10 al 16 de Abril 2017

De cara a la segunda semana de Abril, que además coincide con la Semana Santa 2017, existe una ligera tendencia a que las bajas presiones ganen terreno por el Atlántico, generando por tanto, inestabilidad atmosférica en la fachada occidental de Europa. La zona más estable se observa por el momento hacia el sur de Europa, especialmente Mediterráneo central.

Las temperaruras podrían seguir estando por encima de lo habitual hacia el centro de Europa, y Mediterráneo central. En cambio, hacia las Islas Británicas, podrían moverse por valores algo inferiores a lo normal.

Con el probable aumento de la inestabilidad hacia el Atlántico, podrían registrarse anomalías positivas de precipitación en gran parte de la fachada atlántica de Europa, quedando las negativas relegadas al Mediterráneo central.